Archivo de la etiqueta: bola de espejos

Cómo hacer una bola de espejos con CDs viejos

Cómo hacer una bola de espejos con CDs viejos

Puedes seguir bailando con tus CDs viejos de música, incluso si ya no te gusta la música que contienen. Lo que puedes hacer es transformarlos en una bola disco (también conocida como bola de espejos) de esas que ponen en las fiestas y en las discotecas y puedes bailarle debajo. Aquí tienes cómo reciclar todos esos CDs que ya no quieres y transformarlos en algo interesante, nuevo y divertido.

Encuentra tus CDs viejos. Todos los CDs que tengan rayaduras, cortes, etc. también sirve. Puedes ayudarte con cualquier rayón o corte para ayudarte a empezar a romper los CDs. Corta los CDs en pequeños cuadraditos. Los cuadrados no tienen que ser prolijos o todos del mismo tamaño, pero lo ideal sería que sí lo sean, para darle un mejor aspecto al trabajo terminado. Es por esto que cuando cortes trates de mantenerlos más o menos del mismo tamaño (bastante pequeño) dado que esto ayuda a ponerlos juntos de manera prolija en la bola cuando los pegues.

Para suavizar los CDs cuando quieras cortarlos (o para reducir la cantidad de astillas) puedes sumergir el CD en agua hirviendo sin dejar que toque el fondo de la olla donde hierves el agua. Sácalo de allí antes de que empiece a deformar (esto puede tomarte un poco de experimentos para ver cuánto tiempo tardan tus CDs en comenzar a curvarse). Usa guantes mientras cortes los CDs que todavía están tibios. Las tijeras de cocina son las mejores dado que el material del CD podría arruinar un buen par de tijeras.

Junta los cuadraditos en una pila. Ahí veras que tienes diferentes tamaños de cuadrados. Consigue una bola de telgopor y una pistola de pegamento. Haz un hueco a través de la bola con un palillo para brochettes. Pasa por allí tanza transparente y ata un nudo en la base que quede bien firme para poder colgar la bola.

Pega los cuadrados a la bola con la pistola de pegamento desde el centro (formando un anillo) hacia afuera. Ve completando la bola hacia arriba y hacia abajo hasta que esté toda cubierta. Deja la parte superior de la bola, por donde sale la tanza para lo último, ya que es un buen lugar para poner pedacitos irregulares o desordenados, porque es lo que menos se verá. Cuelga la bola usando la tanza.